Liebre
21 julio, 2021

Temblor en el mercado por la recategorización de la Argentina a “Standalone”


En menos de 30 días, desde el 24 de junio cuando Morgan Stanley decidió reclasificar a la Argentina de mercado emergente a país independiente, el índice S&P Merval de las acciones de las empresas líderes que cotizan en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires acumularon un descenso de 8%, hasta los 62.133 puntos, mientras que el Merval en dólares medido por CCL cayó un 12%.

Los gestores de los principales fondos de inversión tienen en cuenta los datos de mercado que elabora Morgan Stanley para el armado de sus carteras, por lo que esto afectó de manera negativa a los activos.
Dentro de estas clasificaciones existen cuatro categorías. La primera es la de los mercados desarrollados, que implica a países que representan un menor riesgo de inversión, tales como Estados Unidos y Canadá, en América del Norte; países del este y Europa como Austria, Bélgica, Finlandia, Italia y Alemania, entre otros y del Pacífico, como Australia, Hong Kong, Japón y Nueva Zelanda, entre otros.

Luego, le siguen los mercados emergentes. Argentina se encontraba en esta categoría junto a otros países de América del Sur, tales como Chile, Colombia, Brasil, Perú; y otros de Europa y del Este, como Grecia, Rusia, Arabia Saudita, China e India.

La otra categoría es la de mercados de frontera, nivel al que Argentina esperaba descender, donde se encuentran países como Serbia, Eslovenia, Croacia, Nigeria y Bangladesh.

Sin embargo, la República Argentina fue reclasificada a la última categoría que implica la peor clasificación, que es la de países independientes, con países como Jamaica, Panamá, Bosnia, Zimbabue y Palestina. La historia de estas categorizaciones indica que nuestro país fue catalogado como emergente hasta el año 2009, luego descendió a mercado de frontera hasta el 2018 cuando se le volvió a otorgar la categoría de emergente, que es la que tuvo hasta este año.

Uno de los criterios que se toman en cuenta a la hora de clasificar a los países, es su grado de accesibilidad al mercado, como por ejemplo, la apertura a la inversión extranjera o la libre movilidad (entrada y salida de capitales), como también el cepo cambiario. El lado “positivo” de esta noticia es que ya no se puede caer más bajo en esta clasificación, por lo que “limpia” el flujo de aquellos que desean salir de Argentina.

Un factor no menor a tener en cuenta es que Argentina hace ya varios meses presenta una fuerte correlación con mercados emergentes, en especial con Brasil. El índice Bovespa retrocedió casi un 5% en el último mes, mientras que el Real se deprecio cerca de un 6%, y esto hundió aún más las cotizaciones de los activos argentinos. A todo esto se le sumaron los temores por la nueva variante delta que provoco una fuerte caída en este comienzo de semana en los mercados globales.

Seguimos viendo que los activos argentinos, tanto bonos como acciones, cotizan a precios más que atractivos; pero ni el contexto, ni el gobierno tomando políticas cada vez más restrictivas, ayuda a la recuperación de los mismos.

Si querés obtener más información, no dudes en escribirnos a info@liebrecapital.com