Liebre
8 septiembre, 2021

Finanzas verdes


¿Qué tiene que ver el cuidado medio ambiente con el mercado de capitales? ¡Muchísimo! Y cada vez más.

Todos sabemos que es urgente tomar acciones para salvar el planeta, y que esta es una responsabilidad tanto individual como corporativa. Reducir el impacto de las emisiones de combustibles fósiles y el uso de la energía eléctrica, cuidar la utilización del agua y de la biodiversidad forman parte del granito de arena que, como personas responsables, podemos aportar al medio ambiente. A nivel corporativo también hay mucho por hacer. Y así lo entienden cada vez más empresas que se involucran tanto en la generación de conductas beneficiosas para el medio ambiente como en realizar inversiones socialmente responsables.

El mercado de capitales no es una excepción y, en ese sentido, las Finanzas Sostenibles pisan cada vez más fuerte. ¿De qué se trata? De considerar el impacto ambiental, social y de gobernanza (llamados “criterios ASG”) en la toma de decisiones financieras. Para entender la real magnitud de su importancia bastan unos datos: en 2020 el tamaño de este mercado representó U$S 35 billones , es decir que superó el U$S 4 billones al Standard & Poor’s 500 (índice bursátil más representativo de EE.UU.), que alcanzó los U$S 31 billones el mismo año. Esta cifra representa un crecimiento del 55% respecto de 2016 y de 15% si se la compara con 2018.

Las compañías que se inclinan hacia las Finanzas Sostenibles miran el impacto en sus negocios de manera integral. No solo es un mercado con buenos rendimientos si no que hay una demanda social. La agenda de las nuevas generaciones incluye este tema de manera relevante. Un estudio del Morgan Stanley Institute señala que “el 93% de los millenials consideran que el impacto social es clave para sus decisiones de inversión; el 75% de ellos está dispuesto a pagar más por productos sustentables; y el 82% expresa interés por las inversiones que tienen un aspecto de responsabilidad social”. El estudio es de 2017 y todo indica que esta tendencia es cada vez más firme.

En Liebre Capital entendemos la importancia de fomentar las inversiones sostenibles. Por eso, en junio de este año nos convertimos en la primera fintech bursátil argentina que fomenta el crecimiento de las Empresas B al otorgarles una bonificación del 70% en las comisiones derivadas de las operaciones en nuestra app, sin límite de vigencia.

Instrumentos de triple impacto

También conocidas como “inversiones de triple impacto”, las finanzas socialmente responsables permiten obtener muy buenos retornos. Un buen ejemplo son los bonos verdes, instrumentos de renta fija cuyo objetivo es financiar proyectos con impacto ambiental. La primera emisión data de 2007 y su crecimiento ha sido exponencial: alcanzó un hito a finales de 2020 cuando las emisiones verdes acumularon U$S 1,1 billones.

Estos instrumentos -que también incluyen a los bonos sociales, bonos sostenibles, bonos naranjas, bonos azules, bonos de género, bonos ODS- forman parte del abanico de activos financieros destinados a captar fondeo de inversores que quieran generar triple impacto en la economía. Es decir, se utilizan para financiar proyectos que invierten en activos sostenibles y socialmente responsables de diversas áreas, como las energías renovables, la eficiencia energética, el transporte limpio y la gestión responsable de residuos. En 2020, los bonos sostenibles crecieron 131% en comparación con 2019. Por su parte, los bonos sociales explotaron: alcanzaron U$S 315.600 millones derivados de la pandemia COVID-19.

Aunque nuestro mercado de capitales es pequeño, también aquí las empresas pueden invertir con impacto. Desde 2018, BYMA y la Comisión Nacional de Valores (CNV) cuentan con el Índice de Sustentabilidad y con un Panel de Gobierno Corporativo, ambos conformados con empresas listadas en la plaza local, con el objetivo de fomentar empresas de triple impacto. En 2019, CNV lanzó los Lineamientos para la Emisión de Valores Negociables Sociales, Verdes y Sustentables en Argentina y en abril de este año, aprobó un Régimen Especial para los Productos de Inversión Colectiva ASG y Sustentable.

El Índice de Sustentabilidad está conformado por quince empresas locales, entre las que se encuentran Banco BBVA Argentina SA, Banco Hipotecario SA, Banco Macro SA, BYMA, Central Puerto SA, Holcim Argentina SA, Telecom Argentina SA, entre otras. Por otro lado, solamente tres empresas forman parte del Panel de Gobierno Corporativo: BYMA, Pampa Energía e YPF.

El interés de las empresas por la temática planteada es cada vez más evidente. Ejemplo de ello es que se licitaron obligaciones negociables de Genneia SA, empresa dedicada a las energías renovables; y en agosto pasado, en Córdoba, se realizó la Cumbre de Economía Circular de la cual participaron empresas como Renault Argentina.

El inversor que opta por destinar sus fondos a este tipo de instrumentos de inversión lejos está de hacer filantropía: el retorno que obtiene se complementa con su voluntad de generar un impacto positivo en la sociedad. Larry Fink, CEO & Chairman del Fondo BlackRock, en su mensaje anual a sus inversores les planteó: “La sociedad le está pidiendo a las empresas, tanto públicas como privadas, que sirvan a un propósito social. Cada empresa que desee prosperar en el largo plazo no solamente tiene que lograr una buena performance financiera sino también mostrar cómo genera una contribución positiva a la sociedad”.

Por Yanina Skiba
Oficial de Negocios de Liebre Capital

Si querés recibir información acerca de inversiones, escribinos a info@liebrecapital.com