Liebre
11 marzo, 2020

Para poder invertir, primero se necesita aprender a ahorrar.


Antes de hablar de poder vivir de las finanzas, hay varios puntos previos a
desarrollar.
En Liebre Capital estamos convencidos que uno de ellos y, el pilar
fundamental, es el ahorro. Consiste en separar una parte de los ingresos que obtiene una persona o empresa con el fin de guardarlo para su uso en el futuro, ya sea para hacer algún gasto previsto o imprevisto, emergencia económica o una posible inversión. Esto último, es lo que interesa en este artículo.
Para que exista una inversión, previamente debe haber habido una
acumulación de capital (financiero en este caso) que se ajuste a tus objetivos y deseos. Es un error pensar que necesitás sumas importantes de dinero para operar en el mercado de capitales. Abrir una cuenta comitente, actualmente es muy simple y ágil.

¿Cómo desarrollar un hábito de ahorro?

1- Es vital que registres tus gastos. El ahorro es un hábito y como tal, se trabaja. El eje fundamental para poder desarrollarlo eficientemente es que conozcas tu conducta de consumo. Que puedas detectar gastos innecesarios o “gastos hormiga” que podés evitar, como por ejemplo: consumir gaseosas, caramelos.

2- Otro punto es que elabores un presupuesto financiero y que planifiques objetivos. Es esencial que llevés registro de todos tus gastos y hagas una proyección de los ingresos y egresos basada en tu objetivo. Es una guía para que sigas un rumbo. ¿Por qué es importante que planifiques y establezcas objetivos? A la hora de comenzar a desarrollar un hábito, es fundamental que sepas para qué querés hacerlo. En este caso, ¿para qué querés ahorrar? ¿Durante cuánto tiempo? Cuando tenés una meta a la cual apuntar y destinar tus ahorros, podes llevarla adelante con mayor seguridad y cumplir con el objetivo que te fijaste. Podés organizar y establecer un plan de cumplimiento, con plazos para poder estimar cuánto tiempo te llevará lograrlo.

3- Mantener conducta financiera para cumplir metas, es un gran desafío. Si se consigue, gran parte del asunto está resuelto. Cambios pequeños, casi invisibles, te ayudarán y mucho. Antes de hacer un gasto hacete algunas preguntas: ¿Cómo te hará sentir destinar ese dinero a esa compra? ¿Podés posponer ese gasto o es si o si necesario que lo hagas? Es lo que en economía se denomina “costo de oportunidad”.


En conclusión, ahorrar es importante, pero invertir aún más. Los argentinos le temen al sistema financiero, y tienen sus razones fundadas.
Sin embargo, en un país con economía inestable, tener dinero inmovilizado, puede representar la pérdida rápida de su valor real. Por ello, es elemental hacer trabajar el dinero utilizando los instrumentos financieros que ofrece el mercado.

Invertí a través de Liebre Capital, la Fintech Bursátil que te permite ingresar al mercado de capitales de manera ágil, confiable y simple.