Liebre
11 marzo, 2020

Cómo evitar que la inflación se devore tu capital?


Con el cepo reforzado, la recarga del 30% a la compra de dólares para
atesoramiento, la baja de las tasas de los plazos fijos y la reestructuración de la deuda aún en su inicio, son pocas las opciones de inversión que dan margen para ganarle a la inflación en 2020.


Si estás entre quienes tienen chances de ahorrar, desde Liebre Capital te
acercamos información de los instrumentos de inversión más requeridos
actualmente para que comiences a interiorizarte en el tema.
Los analistas te recomiendan volcarte al dólar MEP, las cauciones bursátiles y los fondos comunes de inversión sin riesgo argentino y así intentar preservar tu poder adquisitivo o al menos acotar la pérdida.
Si estás dispuesto a asumir un riesgo mayor en busca de rendimientos más
altos, las acciones de empresas petroleras y gasíferas son una opción válida.
Es muy complicado protegerse de la inflación con instrumentos en pesos. Las tasas de interés entraron en terreno negativo en términos reales.
Si preferís seguir ahorrando en dólares sin asumir el costo del recargo del 30%, la opción es recurrir al dólar Bolsa o MEP. Son operaciones legales que no están alcanzadas por el cepo de u$s 200.- por persona y por mes.
Para operar de esta forma tenes que abrir una cuenta con un agente de bolsa y desde allí comprar con pesos títulos públicos que coticen también en dólares para luego venderlos y hacerte de los billetes. La mayoría de estas cuentas no tiene costo de mantenimiento y se cobra una comisión promedio de medio punto porcentual. Realizada la compra, vos “inversor” estás obligado a mantener los bonos en tu poder al menos 5 días
hábiles. Este “parking es el único riesgo que tiene la operación, ya que la
cotización podría variar en esos días.


Con el cepo y la baja de tasas el panorama de inversiones se achica. Como
alternativa están las cauciones en pesos, una suerte de plazo fijo bursátil que ofrece unos puntos más de rendimiento que las colocaciones bancarias
tradicionales. Tienen además el beneficio de la exención del gravamen sobre la renta financiera.
En la lógica de las inversiones en dólares, otra variante de corto plazo son “los fondos comunes de inversión (FCI)” que no tienen riesgo argentino. Tienen una cartera compuesta por títulos soberanos de Chile, Brasil, Paraguay y bonos del
Tesoro norteamericano, y hoy por hoy están ofreciendo rendimientos del 5% anual. Por lo general el monto mínimo para entrar a estas inversiones es de u$s 500.- y vos “inverso” podés salir en 48 horas.
Si sos del tipo de inversor más conservador, te conviene armar una cartera con un 15% de instrumentos en pesos y 85% en dólares. De este último segmento la alternativa es tener un 25% líquido y un 60% en un fondo común que invierta en bonos de estados Unidos y en bonos soberanos y corporativos de buena calidad crediticia de Brasil y Chile. Un FCI de este tipo da una rentabilidad de 2,5% anual, con una volatilidad de tan solo el 0,3%.


Para la porción en pesos lo que se sugiere es tener un 5 % en instrumentos
cortos de bajo riesgo y el 10% restante en cauciones.
Si tu perfil de inversor es más moderado, la opción es incluir CEDEARS,
certificados que representan acciones de otros mercados y se compran en
pesos en Buenos Aires. Barrick Gold, Wall Mart y Microsoft son buenas
opciones. Este año esos papeles subieron entre el 27% y el 55%.
Ahora bien, si estás dispuesto a hacer inversiones de mayor riesgo, la
alternativa son las acciones. Las de empresas argentinas este año cayeron
60% en dólares. Están operando con precios muy bajos. Si después de la
reestructuración de la deuda se encuentra el equilibrio, las acciones se van a volver muy atractivas.


Con congelamiento de tarifas, quizás las empresas de servicios no sean las más favorecidas. También hay que ver como repercute en los bancos el tema de las Leliq y la baja de los préstamos ligados al consumo. En cambio, donde hay menos duda y donde el Gobierno va a poner muchas fichas para que el plan salga adelante es en inversiones en gas y petróleo. Por eso, YPF es la acción más requerida. Vale menos que cuando la estatizaron. Hoy en Estados Unidos la acción de YPF vale u$s 12.- y en 2011 llegó a u$s 55.-. Puede ser una apuesta interesante si estás dispuesto a invertir a largo plazo. Las podes adquirir en el home banking en las sociedades de bolsa que tienen los bancos.

Invertí a través de Liebre Capital, la Fintech Bursátil que te permite ingresar al mercado de capitales de manera ágil, confiable y simple.