04/10/2022

FED subiría hasta 4,75% en el 2023. BCE aceleraría subas dada la rigidez de la inflación.

O4 de octubre | Research Coyuntura Internacional 04/10/2022

EEUU: FED se mantiene la política monetaria restrictiva. Avanza desaceleración económica.     

Las perspectivas de política monetaria restrictiva de la FED se mantienen. 

La novedad de la última semana fue la crisis cambiaria/fiscal de Reino Unido que contagió al resto de los mercados (a similitud de lo registrado la década pasada). 

Sumado a eventos no económicos: anexión de Rusia de territorios de Ucrania, misiles de Corea del Norte y la censura en China ponen incertidumbre a la economía global.  

Así, la tasa larga operó hacia un techo del 4% anual (importante resistencia de mediano plazo que refleja máximos 2008). Sin embargo, en la semana, los bonos a 10 años mejoraron sus precios hasta una tasa del 3,6%.   




En tanto, los mercados accionarios cayeron la semana anterior en promedio 2,5%. En espejo, el VIX subió hasta 30, o techo de los últimos 36 meses donde “usualmente” rebotó a la baja que preanunciaría alguna recuperación de activos financieros.       

En paralelo, el mercado estaría previendo una caída en la confianza del consumidor y en los PMI de septiembre que corroborarían desaceleración del gasto y la actividad. 

A la par, se acomodaron a la baja las expectativas de inflación de dos y cinco años drásticamente hacia 2% ante la rígida política monetaria de la FED.

Que anticipa el mercado? Alza de 75 pb en noviembre, otros 50 pb hacia fin de año, y una última suba de 25 pb en 2023. La FED terminaría en 4.50% - 4.75% en 2023. 


Eurozona: Inflación alta, BCE más agresivo, leve alza del euro. 

El Bund de Alemania a 10 años marcó otro máximo en 2,1% anual tras la inflación minorista de 10% ia en septiembre (cayendo hacia 1,9% en lo que va de esta semana).  

Principalmente influenciada por Alemania (mayor economía de la región y 100% dependiente del gas ruso), donde la inflación subió respecto de agosto: por menor flujo de gas y problemas en el gasoducto que pegan en los precios de energía junto a menor oferta de bienes. Así la inflación de bienes fue 17,2% ia desde 14,7% ia en agosto. Además, los precios de servicios subieron 3,6% ia, respecto del 2,2% ia del mes previo. 

Llevando a los principales indicadores de sentimiento alemán: expectativas de negocio, el índice IFO y confianza del consumidor cayeron substancialmente ante una inflación muy inelástica a la política monetaria. Efecto que llevaría al BCE a ser más duro. 

Por ello, se esperaría para el 27/10 una suba 75 pb, alcanzando una tasa de referencia de 1.50% que llegaría a 3% hacia el Ier -23. Con esta expectativa, el Euro “mejoró” sustancialmente.  

Estas fuerzas: firmeza estructural del dólar, elevados costos energéticos, conflicto en Ucrania y la normalización de la tasa de interés están causando un stress que llevaría a la economía hacia una creciente probabilidad de recesión. 


Mercados accionarios: 

Los índices accionarios volvieron a perder (acumulan dos meses de sesgo bajista) ante la velocidad de suba de tasas en EEUU y ahora en Europa, sumada a la perspectiva de fuerte contracción global de la liquidez para desacelerar la inflación.



Los Bancos Centrales buscan mejorar credibilidad tras empezar tarde el freno antiinflacionario.  

Abriéndose ahora el riesgo frenar en demasía la economía global hacia delante que llevó al mercado a bajar las posiciones en acciones reduciendo activos de riesgo. 

Se agrega el temor que la evolución de las ganancias futuras se desacelere más que la recesión que viene sumada a los ruidos geopolíticos.  

En lo que va del año, todos los principales mercados acumulan bajas desde fines 2021 del 25%, salvo Brasil y recientemente Chile. 


Acciones americanas: 

Hubo un retroceso general del índice donde todos los sectores tuvieron pérdidas salvo energía. Las tecnológicas sufrieron más al estar negativamente relacionadas con una política monetaria más dura por más tiempo. 

Seguimos entendiendo que la política monetaria y fiscal en EEUU llevarán a desaceleración económica (ya se manifiesta en el sector hipotecario) y que pegará en menor inflación para delante. 

Así, la FED va despejando las dudas del mercado sobre su accionar y las bajas se corroboran ante la suba de 125 pb hasta fin de año. 

En esa dirección, la FED sabe que sobreajustar se arreglaría “más fácil” con wording, liquidez y retrotraer subas que correr de atrás las expectativas de inflación.  


Coyunturalmente, la recesión y la desinflación se acercan; cuando los analistas de mercados accionarios comienzan el periodo de acumulación con bajos precios y baja relación con las ganancias futuras, aunque la economía coincidentemente muestre debilidad. A ello, se sumarian cambios estructurales en las empresas con excesos de liquidez y “flojedad” accionaria, lo que conduciría hacia consolidación corporativa (fusiones y adquisiciones) y procesos de recompras accionarias. 


SÍNTESIS: se mantiene discurso duro de los Bancos Centrales que lleva a desaceleración económica, lo que debería traducirse hacia delante en menor inflación en EEUU. La baja accionaria acumula dos meses seguidos. 


Volver
Powered by Ingematica