21/09/2022

Subas de tasas, presión en commodities y actividad.

21 de septiembre | Research Coyuntura Internacional 21/09/2022

EEUU: FED subiría 75 pb el miércoles. La desaceleración será más palpable en el cuarto trimestre.     

Tanto la inflación minorista (0.1% vs -0.1%) como la core del IPC (sin alimentos y energía) de agosto superaron a las expectativas que elevaron el sesgo hacia una política monetaria más dura de la FED. 

La semana pasada se comenzó a pricear, aunque con menor probabilidad de ocurrencia una posible alza de 100 pb de la autoridad monetaria para el día de hoy.    

Reacción que habría que pensarla exagerada ya que hay un lag de dos trimestres en la transmisión de los movimientos de tasas y la desaceleración de la economía real. Recordemos que la FED subió en total 150 pbs en sus reuniones del 15/6 y 28/7.    



Además, que la inflación en su medición tradicional (IPC) muestra una muy leve tendencia bajista, cayó del 8,5% hasta julio hacia el 8,3% interanual en agosto.  
Así entendemos que la FED, aún con los datos de la coyuntura de agosto: actividad, empleo e inflación mensual que no cede, la subiría solo 75 pbs, esperándose otros 50 pbs en cada una de las reuniones de noviembre (2-11) y diciembre (14 -12) y 25 pbs en febrero (2-02).  
En ese orden, los futuros descuentan una tasa de 4% anual para febrero 2023.
En este contexto, la 10TB opera entre 3,5/3,6%. 
El mercado seguirá viendo los indicadores de actividad, el curso de la guerra de Ucrania (con su impacto en petróleo y gas) y las ganancias corporativas del segundo semestre. 

Eurozona: desaceleración más visible que en EEUU. Suba de tasa y depreciación del euro.      
El BCE subió la tasa desde 0% hasta 0,75% (8/9) y el Bund de Alemania a 10 años alcanzó un máximo de 1,76%. Hacia fin de año, ambas tasas seguirían su tránsito ascendente ya que el BCE la llevaría hasta el 2%. 
En este marco, las perspectivas de desaceleración económica crecen. Esta se acentuaría ante la transmisión de las subas de tasa a la economía real y los mayores costos energéticos. 
En tanto, el Euro mantiene la debilidad contra el dólar, opera por debajo de USD 1.

Commodities y comercio: a la baja, en el camino de la desaceleración global. 
Adicionalmente, las políticas monetarias duras comenzarían a tener impacto bajista sobre la demanda agregada que se transmitirían a los commodities.  
El índice de commodities CRBI ya refleja en el tercer trimestre caídas respecto del segundo trimestre, en tanto el comercio (con un lag de un trimestre) aun muestra alza. 
Como substituto de este último, el comercio exterior en China en el tercer trimestre dio señales de fuerte desaceleración en las importaciones debido al COVID y la caída de la demanda interna.   

Acciones americanas: 
Los mercados accionarios siguen corrigiendo a la baja junto a las perspectivas de subas de tasas y de mayores probabilidades recesivas. 
En lo que va del año, sólo los sectores de Energía y Utilities pueden mostrar retornos positivos. El primero de ellos empujado por el cambio del precio relativo del sector en función de la guerra de Ucrania y el segundo por la estabilidad de sus flujos financieros. 
Las peores prestaciones se vieron en tecnología y consumer discretionary, ya que ambos están relacionados negativamente con una política monetaria más dura por más tiempo. 


Seguimos entendiendo que la política monetaria y fiscal en EEUU tendría que llevar a desaceleración de la inflación. Donde la incertidumbre de corto plazo se basa en el freno que aplicaría la FED hasta fin de año.  

Coyunturalmente, la recesión y la desinflación se acercan; el punto de corto plazo estaría dado por la desaceleración de los resultados corporativos. 

SÍNTESIS: caída de commodities, y comercio global; discurso duro de los Bancos Centrales y desaceleración de la economía combinadas con mercado laboral aun sólido; debieran traducirse hacia delante en menor inflación en EEUU. La baja accionaria acumula cinco semanas consecutivas.


Volver
Powered by Ingematica