Lucas Yatche (Jefe de Estrategias e Inversiones) / Marcelo Romano (Economista en Jefe)
14/06/2022

Inflación Mayo

Mayo: la inflación fue de 5,1%. Bajó respecto de abril. Cayó por segundo mes consecutivo. 14/06/2022


La inflación mensual de mayo desaceleró al 5,1% respecto de abril, aun así se aceleró la inflación interanual, reflejando el mayor ritmo de los precios ante el desequilibrio macroeconómico. La inflación del mes corrió al 82% anual. 

 



Desarmando la “inflación”, la inflación núcleo cayó al 5,2% tras el 6,7% de abril, siendo relevante que subió 1,8 pp respecto del 3,4% promedio registrado en el segundo semestre del 2021, reflejando el fuerte aumento del gasto y déficit primario con su impacto sobre los bienes y servicios.



 

A la par de la dinámica de la inflación core, los estacionales solo subieron 3,4% en mayo, (menos de la mitad de lo registrado en el primer cuatrimestre). En tanto los regulados aumentaron respecto del mes anterior, esencialmente por naftas. 

Se mantiene la idea de que la inflación seguiría bajando muy pocos escalones más en los próximos meses “dependiendo” de señales del BCRA. 

  • Hasta septiembre sale estacionalidad de textiles y colegios
  • Entran los regulados al alza (prepagas) y tarifas de transporte, gas y electricidad. 
  • Sumado al Crawling Peg levemente creciente desde junio, superior al 50% ia que impactará en los bienes transables con inciden entre 65% / 70% en el IPC. 


La sostenida y alta inflación principalmente refleja desequilibrios macro. 

  • En esa dirección, el déficit fiscal primario verdadero (sin contabilidad creativa en ingresos de la propiedad) fue creciente. Bien medido alcanzó 1% del PBI acumulado a mayo, 10 veces superior al registrado el año anterior. 
  • Ello significó mayor emisión: por adelantos transitorios (aunque las cuentas del BCRA no lo reflejen; swap de DEG del GN por $ del BCRA a fines de mayo), sumado a la recompra de bonos CER en el secundario de la segunda semana de junio. 
  • Estos pesos estuvieron girando en el mercado, aunado a una creciente velocidad del dinero que termina en una alta inflación. 
  • A ello, se le suma las conocidas restricciones de oferta dadas por escasez de dólares y mayores costos por alzas salariales que afectarán principalmente a servicios regulados y bienes no transables que componen el IPC.


De no ahondarse el desequilibrio macro, entendemos que el próximo REM tendría una “acotada” revisión alcista para la inflación del segundo semestre, que reflejaría una inflación mensual del 4% / 4.5% mensual. 

Teniendo en cuenta la inflación de mayo, las tasas de interés “expost” fueron otra vez negativas en términos reales. Por ello, el BCRA las subiría como mínimo 2 pp (que también dejaría la tasa negativa). Así, la tasa de LELIQ 28 días hoy a una TEA 62% pasaría al 65%; aunque la inflación de los próximos meses correría a un ritmo un escalón superior hacia 70%.

El año, según el REM terminaría en 73% la inflación, 15 pp adicionales a la registrada en el 2021. 


Volver
Powered by Ingematica