29/04/2022

Mejores resultados. ¿Por qué la inversión digital rinde más?

29/04/2022

En este nuevo artículo de Liebre Capital te hacemos llegar información referida a “por qué la inversión digital nos ayuda a conseguir mejores resultados en los negocios, inversiones y en la vida cotidiana”.

Hoy nos parece casi natural, pero hace tres años pocos utilizaban códigos QR para hacer pagos en comercios. Las billeteras digitales eran muy pocas, operaban parcialmente y no permitían aplicar a medios de pago.

Los bancos tradicionales capturaban a los clientes, y el ecosistema digital generaba todavía desconfianza en el público. Había dudas acerca de la seguridad de las operaciones y una oferta muy precaria de los actores financieros.

En poco tiempo, la industria financiera se puso a tono con los tiempos, evolucionó desde un modelo de facilitar pagos hasta, actualmente, ofrecer servicios de inversiones. Cada vez más eficientes. Y, sobre todo, más rentables que otros canales tradicionales.

En el medio sucedió la pandemia. Así como impactó en nuestra salud, los hábitos y la economía del país, los aislamientos empujaron a una velocidad impredecible la

digitalización, se aceleraron proyectos en marcha que tenía como centro los avances de la tecnología. Las finanzas personales -pero también las corporativas- se pusieron en foco. El impacto en la vida cotidiana fue descomunal.

En muy poco tiempo, las plataformas financieras se impusieron, ganaron eficiencia y credibilidad. Los actores ya no eran sólo firmas tradicionales de las finanzas que se

adaptaron a los tiempos. Liebre Capital avanzó en los últimos años desde la atención a sus clientes, la sencillez para acercar el mundo de las finanzas a nuevos públicos. Se

revolucionaron las experiencias. Día a día se fueron abaratando sus costos.

La experiencia de los usuarios crece a gran velocidad, las finanzas ganan espacio y se trabaja constantemente para, desde Liebre Capital, ofrecer mayores servicios desde los dispositivos móviles.

Si el primer paso de esta revolución vino por el lado de las transacciones, la sofisticación llegó a las inversiones. Suscribir cuota partes de fondos comunes de inversión o depósitos a plazo fijo; comprar y vender moneda extranjera, operar Cedears o bonos es moneda común y cada vez más accesible para todos. En particular para los más jóvenes.

Aunque no lo sepamos, detrás de los rendimientos que se ofrecen apenas como una opción casi automática está la constitución de una cuenta comitente y la colocación de los depósitos en fondos “T+1”. Se generó una revolución en el mercado de capitales, se democratizó y simplificó la inversión.

Cada día se presentan productos financieros más sofisticados y desde Liebre Capital se ofrece acceso muy sencillo.

De los diversos actores y segmentos del ecosistema financiero digital es importante detectar a los más eficientes y seguros. En general terminarán siendo los más rentables.

La expansión de la tecnología permitió a las Fintech de base digital como Liebre Capital tomar una delantera apreciable: conocer con más precisión a sus clientes y tener capacidad de adoptar su oferta más a su medida.

Se nota desde los onboarding digitales, que no requieren engorrosos trámites, verificaciones, páginas y páginas de papeles sometidos a verificación.

La vinculación de los celulares con las plataformas y bases de datos de organismos oficiales y empresas privadas que organizan información pública permiten en minutos procesar con seguridad perfiles financieros.

Del mismo modo, cada persona puede disponer rápidamente una propuesta adecuada. Y esto es porque la digitalización no sólo permite ahorro de tiempo, costos y eficiencia en los procesos, sino también libera recursos y energías para generar más valor.

En materia de inversiones, desde Liebre Capital se genera valor por la mayor rentabilidad al final del período.

Pero la ventaja principal para los clientes de Liebre Capital es cuando las opciones de inversión se ajustan a sus necesidades puntuales. No es lo mismo la inversión de quien

necesita disponer de fondos que están “trabajando” todos los meses para pagar la tarjeta que la de aquel que está planificando un viaje, incrementar su patrimonio sin muchas

exigencias o el que quiere cambiar el auto.

La conjunción de la mayor oferta de opciones disponibles en canales digitales con la posibilidad de generar una atención “taylor made” son dos caras de la misma moneda que se va perfilando hacia el futuro y que es la fuente de mayor rentabilidad.

Volver
Powered by Ingematica